in ,

Lore y especulación de Bastión, los kyrianos, los abjurantes y Uther

Lore y especulación de Bastión, los kyrianos, los abjurantes y Uther

En este artículo hablaremos sobre Lore y especulación de Bastión, los kyrianos, los abjurantes y Uther. [Spoilers]

Bastión es el destino más propicio que le puede aguardar a las almas de los difuntos. Pero, como en todo, tiene sus luces y sombras. En este artículo llevaremos a cabo un detallado análisis de su lore.

 

Lore y especulación de Bastión, los kyrianos, los abjurantes y Uther

De entre todos los reinos que componen las Tierras Sombrías, Bastión representa el destino más favorable de todos ellos; un continente elíseo sembrado de jardines, corrientes cristalinas, cascadas de plata, cumbres prístinas y cielos resplandecientes. Bastión es un obsequio para los ojos, una tierra de majestuosidad y belleza sin parangón; hogar de los alados kyrianos y su enigmático gobierno: la Arconte y sus dechados.

Es aquí a donde las almas más puras y nobles acuden al departir, un lugar de reflexión en el que examinar su pasado y aspirar a la virtud, desprendiéndose de la carga de sus vidas mortales (su memoria, sus recuerdos) en el proceso.

Aquellos que superan las pruebas reciben sus preciadas alas en una ceremonia que preside la mismísima arconte. Aquellos que no las superan, sin embargo, se hunden en la incertidumbre y la duda, errando por siempre en Bastión como avatares de venganza conocidos como abjurantes.

Bastión

Los habitantes de Bastión
  • Kyriano: estas ilustres criaturas son aquello en lo que se convierten los difuntos que alcanzan Bastión. Empiezan como aspirantes kyriano, sin alas, y entrenan durante una eternidad para alcanzar la virtud en grado máximo y conseguirlas. Solo entonces se unen a las filas de los Ascendidos, que desempeñan algunas de las tareas más nobles y fundamentales de las Tierras Sombrías. En función de su cometido final, podemos distinguir:
  1. Vigilantes, conocidos también como ángeles de resurrección, encargados de otear el reino mortal y dirimir si un alma moribunda está lista para pasar a las Tierras Sombrías.
  2. Portadores, que aparecen si el veredicto de los vigilantes es positivo, cargando el alma del difunto hasta la ciudad de Oribos, donde la Enjuiciadora dirimirá su suerte.

Kyriano

  • Abjurantes: aunque rara vez acontece, puede suceder que un aspirante no logre superar las pruebas de iniciación. Aún entonces, puede suceder que su alma se oscurezca y se extinga su brillo, y que deambulen por las prístinas tierras de Bastión como espíritus descarriados, henchidos de duda y sed de venganza. Aunque estas criaturas no son inherentemente malvadas, puede ser que sus métodos no sean los más adecuados.

Abjurante

  • Administradores: estos curiosos seres son fruto de la coalescencia de la magia de la muerte que impregna Bastión. Actúan como guardeses del reino y artífices de los centuriones, constructos de ánima que sirven al propósito de los kyrian. Cada uno de estos administradores adora y atesora los recuerdos de uno de los seis dechados que rigen Bastión.

Administradores

  • Centuriones: autómatas y constructos impulsados por ánima, fruto del trabajo de los administradores. Pueden distinguirse tres tipos: pretoras, que entrenan a los más prometedores de los aspirantes; goliats, baluartes móviles que imponen el orden, y colosos, que llevan vigilando y protegiendo Bastión desde tiempos inmemoriales.

Centurion

  • Manifestaciones: vástagos de los pensamientos tormentosos que son despojados de los aspirantes durante el proceso de purificación, estas criaturas deben ser destruidas para que puedan purificarse y ascender como kyriano.
El gobierno de Bastión

Las tierras de ensueño de Bastión son vigiladas por la Arconte, Kyrestia, la primera de todos los kyrianos y las más pura y sabia de su especie. Su figura encarna todos y cada uno de los atributos a los que aspiran los kyrian, la virtud en grado máximo. Desde el Bastión Elíseo, es ella quien toma las decisiones y en quien recae el peso del gobierno de Bastión.

La acompañan los dechados, los siguientes en poder y prestigio en Bastión. Cinco son los que la guardan en el Bastión Elíseo, plantando guardia frente a ella: Thenios, el dechado de la Sabiduría; Devos, dechado de la Lealtad; Vesiphone, dechado de la Pureza; Koscas, dechado de la Humildad; y Xandria, dechado del Coraje.

El ritual de purificación

La purificación es uno de los rituales más importantes que practican los kyrianos, y uno de los elementos más llamativos y característicos de la cultura de Bastión. Toma lugar en el Templo de la Pureza, donde los aspirantes kyrianos se desprenden gradualmente de las cargas de su vida mortal.

Si bien es cierto que la purificación permite despojar a los aspirantes de sus pensamientos tormentosos, también elimina los recuerdos agradables y la memoria de sus seres queridos, familiares y amigos. La criatura en la que se transforman tras completar este proceso todavía conserva la personalidad y las virtudes del aspirante, pero deja en algunos una profunda huella, un vacío, que concede a los abjurantes el pretexto perfecto para avanzar en sus intrigas.

Uther El Iluminado

Uther, fundador de la Mano de Plata, fue uno de los humanos más importantes e influyentes de Azeroth. No solo fue el primero y más importante exponente de los paladines, sino que también sirvió como maestro y amigo del joven príncipe de Lordaeron, el hijo del rey Terenas, Arthas Menethil.

Fiel devoto de la Luz Sagrada, casto, recto y justo, la vida de Uther fue no solo ejemplar, sino heroica; un campeón para el pueblo de Lordaeron en incontables batallas, defensor del reino y fiel vasallo del rey Terenas. Mas, ay, ni siquiera el propio Uther pudo salvar al príncipe Arthas del funesto destino que le había reservado el Rey Exánime, y tras la vuelta del príncipe heredero desde Rasganorte a Lordaeron, poco pudo hacer el paladín por prevenir la destrucción del reino.

La muerte de Uther se produjo a manos del propio Arthas, que blandiendo la hojarruna maldita conocida como Agonía de Escarcha, puso fin a la vida de su antiguo mentor. Por la naturaleza de la espada, el espíritu de Uther quedó atrapado en la hojarruna hasta la conclusión de Wrath of the Lich King, con la muerte del Rey Exánime y la destrucción de su espada maldita.

 Y entonces, libre al fin, tras ser juzgado por la figura del Árbitro, Uther fue recompensado y enviado a las tierras prístinas de Bastión, donde se unió a los demás aspirantes kyrianos en su búsqueda de la virtud para unirse a las filas de los Ascendidos. Tal era la promesa que entrañaba Uther, que hasta el dechado de la Lealtad, la inmaculada Devos, lo tomó como aprendiz.

Sin embargo, el Uther que nos encontramos en Bastión no es un Ascendido radiante, sino un abjurante de alas negras y ominoso aspecto: Uther El Vengativo.

El objetivo de los abjurantes

El caldo de cultivo que permite engendrar a estos kyrianos caídos es un sentimiento antagónico a la fe que inspira al resto de su especie: la duda. Y uno de los principales puntos de conflicto es el ritual de purificación, por el que los aspirantes se libran de su memoria mortal y trascienden.

Mientras que la mayor parte de los kyrianos aceptan y hasta anhelan someterse al ritual de purificación, los abjurantes aborrecen las implicaciones que acarrea: conservas tu persona y sus virtudes, pero olvidas a aquellos que te han hecho ser quien eres. Esto lo ven como un acto cruel e innecesario, una especie de “segunda muerte” que aniquila al individuo.

Sin embargo, discusiones filosóficas aparte, la existencia de los abjurantes no es casual. Su líder, Lysonia, no era más que una aspirante cuando una figura embozada se presentó frente a ella, prometiendo salvaguardarla de la purificación. Una vez con sus alas, Lysonia se convirtió en “la mano” de esta criatura, y empezó a coordinar a los abjurantes para instaurar un nuevo orden en Bastión; un nuevo orden que, a su juicio, permitiría salvar a los kyrianos y devolverles su integridad.

La figura embozada que se presentó ante Lysonia era un kyriano de las Fauces, y sus planes de “liberación” abarcaban muchos más reinos que tan solo Bastión: las Tierras Sombrías, por medio de las intrigas del Carcelero y Sylvanas, se hallaban en la antesala de un gran cambio.

Especulación e investigaciones

 El ritual de purificación y el conflicto entre los kyrianos y los abjurantes plantea cuestiones de gran calado filosófico.

¿Hasta qué punto es loable someter a los aspirantes a un proceso que, si bien es cierto que elimina sus pensamientos tormentosos, también elimina la memoria de sus seres queridos y su vida pasada? ¿Hasta qué punto, aún conservando la personalidad y sus virtudes, se puede asegurar que los aspirantes que son sometidos al ritual son las mismas criaturas aladas que se unen a las filas de los Ascendidos? Y, más importante aún, ¿hasta qué punto es realmente imprescindible someterse a la purificación?

No podemos olvidar que el ánima es aquello que nutre, vertebra, cohesiona y sostiene a las Tierras Sombrías; la razón y el propósito que guía cuanto acontece. Y aparentemente, este proceso de purificación, bajo las circunstancias adecuadas, genera ánima. ¿Cuánto hay de sincero en este proceso, y cuánto de sutil engaño?

Sobre Uther El Iluminado también sorprende que haya ido a parar a Bastión y no al “cielo” reservado para los devotos de la Luz Sagrada, lo que sugiere otra cuestión igual de inquietante: ¿acaso no existe ese lugar? ¿acaso no hay mejor destino en la creación que Bastión?

Referencia a Wrath of the Lich King

Sin embargo, sabemos por Wrath of the Lich King que los Naaru tienen algo que decir en lo que respecta al destino de los muertos; así lo podemos ver en una misión en la que A’dal, junto con K’uri y M’ori, salvan el espíritu de un cruzado afectado por la plaga y le prometen “el paraíso”. Así pues, ¿tiene la Luz algo que ver con el Árbitro y la ciudad de Oribos? ¿Existe realmente dicho “paraíso” en un plano distinto a las Tierras Sombrías, como se sugiere en Crónicas volumen I?

En el alfa, también hemos podido ver un modelo de Uther ascendido como kyriano de alas azules y lustrosa armadura, lo que sugiere que, o bien veremos algún flashback de él previo a su conversión en abjurante, o bien (y lo que resulta más plausible) ayudaremos a reconvertirlo al tiempo que aplastamos la amenaza que entrañan los abjurantes.

Pero, si ayudamos a reconvertirlo… ¿implica eso que tendremos que someterlo al ritual de purificación y destruir su memoria y recuerdos en el proceso?

 

Cobertura Alfa de Shadowlands – Toda la info

No te pierdas el Resumen de Novedades de la Alfa de Shadowlands donde recopilamos todos los artículos realizados sobre la misma.

Solicita acceso a la Beta de Shadowlands desde la web oficial del juego.

 

Escrito por Shiannas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Loading…

0

Comments

0 comments

Vega de Tuercespina en Unreal Engine

Vega de Tuercespina en Unreal Engine 4

Blizzard habla sobre los cambios al Eclipse del Druida Equilibrio

Blizzard habla sobre los cambios al Eclipse del Druida Equilibrio en Shadowlands