in ,

La importancia del ánima para las Shadowlands, Sylvanas y el Carcelero

La importancia del ánima para las Shadowlands, Sylvanas y el Carcelero

En este artículo hablaremos un poco más sobre el Lore de Shadowlands y la importancia del ánima para las Shadowlands, Sylvanas y el Carcelero.

Sin duda esta esencia vital y que tendremos que recolectar en las Tierras Sombrías dará mucho que hablar en World of Warcraft.

La importancia del ánima para las Shadowlands, Sylvanas y el Carcelero

Las Tierras Sombrías, o Shadowlands, representan el destino final de los mortales que habitan en la Gran Oscuridad del Más Allá. Crónicas volumen I describía este conjunto de reinos como una intersección de planos laberínticos y horripilantes tomados por la putrefacción; ahora sabemos que no es una descripción del todo acertada.

Si bien es cierto que muchos de los innumerables reinos que componen las Tierras Sombrías encajan en esta visión oscura y fría, otros lugares como Bastión y Selvardien se alejan tangencialmente de la estética gótica, y representan un destino propicio para con los muertos que lo habitan.

Hay algo, no obstante, que mantienen en común todos estos reinos independientemente del grado de recompensa o castigo que constituyan para sus nativos: el ánima. Este valioso recurso es la esencia del alma de los mortales, el producto de su experiencia y sus acciones en vida. Este ánima tampoco conoce de moral o ética, y se puede hallar en cantidades equivalentes tanto en los héroes más devotos como en los villanos más temibles.

La cohesión de todo

El ánima es la energía que da cohesión a las Tierras Sombrías, una fuerza fundamental e indispensable que las nutre y vertebra, sin la cual colapsarían los reinos que la componen. Fluye a través de estos reinos y sus criaturas, y asegura el equilibrio y la preservación del plano espiritual y sus curias; o al menos, así lo hacía hasta hace algún tiempo…

La Biblioteca de Karazhan: el Ánima

Nuestro viaje a las Shadowlands no es casual. Al término de la Cuarta Guerra y tras derrotar a N’Zoth, Sylvanas ha perpetrado un único acto de destrucción y ha rasgado el velo que separaba la realidad de las Tierras Sombrías. Con este gesto ha avanzado todavía más en los planes e intrigas que comparte con el enigmático Carcelero, líder de las Fauces: el peor destino al que uno puede ser condenado.

Descubrimos, además, que la “maquinaria de la muerte” ha quebrado hace algún tiempo, entre World of Warcraft: Legion y World of Warcraft: Battle for Azeroth, lo que ha facilitado que todos los muertos de la Cuarta Guerra, incluidas las víctimas de Teldrassil, hayan ido a parar a las Fauces sin someterse al escrutinio previo del árbitro, la figura encargada de dirimir el destino final de cada alma en las Tierras Sombrías.

Más allá de la tragedia que supone acabar atrapado en las Fauces (el mismo infierno que pudo experimentar Sylvanas Brisaveloz en el relato “Filo de la noche”), existe un problema añadido para el cual debe encontrar solución el adalid: los reinos de las Tierras Sombrías empiezan a languidecer debido a la escasez de ánima.

Las zonas de Shadowlands

En Bastión, menos y menos aspirantes a Kyrian llegan que puedan sumarse a la curia del reino. A Selvardien la sequía de ánima le ha obligado a seleccionar qué arboledas sobreviven y cuáles se dejan marchitar para siempre. En Revendreth, la decadencia ocasionada por el cuestionable gobierno de Denathrius, líder de los venthyr, ha despertado intrigas que podrían abocar el reino a la inestabilidad y el tumulto. Para Maldraxxus, la desaparición del líder del reino ha llevado a los cinco Necroseñores más poderosos a competir por reemplazarlo.

En el centro de esta funesta encrucijada encontramos el ánima.

La Biblioteca de Karazhan: el Ánima

Otro aspecto a destacar de las ánimas es su aparente lazo con la personalidad y el ego del individuo; su “yo” más auténtico. En Bastión comprobamos cómo para ascender a la categoría de Kyrian uno debe dejar atrás las cargas de su vida pasada, incluida la memoria y los recuerdos que atesora. Espíritus más problemáticos, como aquellos cuyo destino es Revendreth, son despojados de su orgullo, “expiados”, de una forma mucho más traumática y forzosa. Mientras tanto, en Selvardien los místicos árboles absorben la preciada ánima y ayudan a los espíritus de la naturaleza que aguardan el renacimiento. En Maldraxxus los poderosos prosperan mientras que los débiles sirven como mero combustible.

Se hace evidente que las ánimas de los mortales encierran un gran poder. Poder que desde hace algún tiempo ha ido a parar en manos del Carcelero y Sylvanas. Que justifica la derrota del Rey Exánime a manos de la Reina Alma en Pena, y que explica el porqué de la Cuarta Guerra. Poder que representa una amenaza suficiente como para que hasta el Vacío, como veíamos en el cómic de las Tres Hermanas, previo a Battle for Azeroth, reconozca la peligrosidad que entraña Sylvanas y se refiera a su socio, el Carcelero, como “el verdadero enemigo”.

Especulación e investigaciones

A propósito de este ánima, cabe plantearnos una pregunta: ¿acaso es la primera vez que oímos hablar de tal sustancia?

Lo cierto es que no.

Ya en Pandaria, durante la banda del Solio del Trueno, se nos presentaba esta sustancia que constituía una suerte de “esencia vital”, con la que los mogu experimentaban y conseguían condensar en un líquido de aspecto sanguinolento. El poder de este ánima, además, se nos decía que era el mismo que aquel empleado por los titanes en la ordenación del mundo.

Orbe de ánima
¿Se trata de la misma sustancia que nos encontramos ahora en las Tierras Sombrías?

Hemos tenido recientemente la confirmación de que, si bien no es exactamente idéntica a la que nos encontraremos en las Shadowlands, el principio que la rige es el mismo y funciona de un modo similar. Esto plantea implicaciones para la cosmología del universo Warcraft que resultan muy prometedoras; más aún si tenemos en cuenta el aspecto “titánico” que presenta el Carcelero, tanto en el concept art al que tuvimos acceso, como en el modelo recientemente datamaineado del alfa.

Si, además, el elemento espíritu está relacionado con el ánima (la sustancia de la que se alimenta toda alma-mundo para madurar y despertar como titán), entonces puede que estemos aproximándonos a un cambio de paradigma, en el que descubramos que no solo somos peones en la guerra cósmica entre la Luz y el Vacío, sino también mero combustible para los propios titanes que nos “crearon”.

Cobertura Alfa de Shadowlands – Toda la info

No te pierdas el Resumen de Novedades de la Alfa de Shadowlands donde recopilamos todos los artículos realizados sobre la misma.

Solicita acceso a la Beta de Shadowlands desde la web oficial del juego.

 

Escrito por Shiannas

Comentarios

Deja un comentario

Loading…

0

Comments

0 comments

Global StarCraft II League Temporada 1

Liga Global de StarCraft II | Primera ronda Code S

Vuelo salvaje en Shadowlands

Vuelo salvaje en Shadowlands